La Asociación Salmantina de Espondilitis Anquilosante (ASEA) organizó una jornada informativa en Salamanca

Salamanca, 15 de octubre de 2015. Con motivo del Día Nacional de la Espondilitis Anquilosante (EA), que se celebra el 20 de octubre cada año, la Asociación Salmantina de Espondilitis Anquilosante (ASEA) y la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondilitis (CEADE), con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, organizó una sesión informativa en la que han reunido a pacientes salmantinos de EA y a sus familiares, con el fin de ofrecerles herramientas útiles para ayudarles a conocer mejor su enfermedad.

¿De qué hablamos?

Ponencia 1. La Espondilitis Anquilosante una enfermedad sistémica. impartida por el Dr. Javier del Pino, Jefe del servicio de reumatología del Hospital Universitario de Salamanca y profesor titular de reumatología de la Universidad de Salamanca.

Según ha explicado el Dr. Javier del Pino, jefe de servicio de reumatología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, “la EA es una enfermedad inflamatoria crónica y sistémica cuya principal manifestación es el dolor de espalda y la sensación de rigidez en la espalda. Pero se trata de una patología que va mucho más allá del dolor de espalda y que puede afectar negativamente en muchos aspectos cotidianos de las personas que la padecen. Si no se trata a tiempo, puede provocar que las vértebras se fusionen, dejando la columna rígida y sin flexibilidad”.

Afirmó que la espondilitis anquilosante es una enfermedad sistémica, lo que significa que puede afectar a otros órganos del cuerpo. Las complicaciones pueden incluir: Inflamación del ojo (uveítis). Una de las complicaciones más comunes es la uveítis que puede causar una rápida aparición dolor en los ojos, sensibilidad a la luz y visión borrosa; inflamación ocular (llamada iritis) ocurre en una cuarta parte de las personas con EA. La iritis causa enrojecimiento y dolor en el ojo que empeora cuando se mira a la luz brillante. Este es un trastorno serio que requiere atención médica inmediata de un oftalmólogo. Problemas intestinales: dolores intestinales y heces sanguinolentas; problemas en la piel: lesiones cutáneas como placas soriásicas por ejemplo; síntomas de cansancio: fiebre, fatiga, pérdida de apetito,  alteraciones emocionales; incapacidad para seguir adelante. Problemas inflamatorios de corazón: las manifestaciones de la enfermedad cardiaca en pacientes de EA van de subclínicas a graves. La válvula aortica puede verse afectada y pueden causar morbilidad y mortalidad importantes, hizo referencia a como con esta enfermedad podríamos reducir hasta en 10 años nuestra vida de ahí la importancia de controlar los factores de riesgo como el colesterol, la obesidad o la tensión arterial, además de cuidar nuestra alimentación hemos de incluir en nuestra dieta proteínas, calcio (más tres vasos de leche diarios) y fibras, evitar el alcohol y tomar el sol para asegurarnos vitamina D. Problemas inflamatorios de pulmones: disminución de la expansión torácica por lo que la limitación de movimientos del tórax lleva implícita una bajada de la capacidad de introducir aire en nuestros pulmones corriendo riesgos de enfisema y neumotorax por lo que nos aconsejó dejar el tabaco y realizar ejercicios respiratorios. Problemas óseos: se ven afectadas las articulaciones espinales, sacroiliacas, caderas, hombros y a veces, articulaciones periféricas. El cuadro clínico principal cursa con dolor y rigidez de espalda, y en ocasiones dolor en las caderas, hay  disminución de la flexión anterior de la columna lumbar. Aparece la osteoporosis, las fracturas vertebrales, o las fracturas de cadera con mayor facilidad. Sistema nervioso: las principales lesiones son las medulares, la subluxación atlanto-axoidea y el síndrome de cauda equina (trastorno neurológico causado por el pellizco de los nervios espinales en la columna inferior o lumbar) que cursa con dolor de nalgas, debilidad de piernas y pérdida de control de los esfínteres. Fracturas y pseudoartrosis vertebrales en especial a nivel C6 seguido de C5 y C7 dando lugar a mielopatías postraumáticas incluso tras traumas leves y raramente tras hematomas epidurales o contusión medular. Estenosis del canal raquídeo, radiculopatías lumbares y cervicales por osteofitos o hernias discales.

Ponencia 2. La Importancia de la Medicina Rehabilitadora como parte del Tratamiento Multidisciplinar de las Espondiloartritis. Impartida por el Dr. Jesús A. Alaejos Fuentes, medicina física y rehabilitación.

Es fundamental combinar el tratamiento con una dieta sana y una vida activa para complementar el tratamiento de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. La actividad física puede ayudar considerablemente a mejorar la movilidad del paciente, aunque no son recomendables aquellos deportes de alta intensidad o de impacto.

Según ha manifestado el Dr. Jesús Ángel Alaejos, jefe del servicio de rehabilitación del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, “la rehabilitación constituye un pilar fundamental en el tratamiento de la EA, porque facilita la movilidad y además trabaja la educación postural y fisioterapia, que ayudan también a mejorar la flexibilidad”. Por ello, es importante que los pacientes tengan en cuenta como parte de su tratamiento la rehabilitación y la fisioterapia, ya que “con ejercicios programados pueden realizarlos en su casa y esto les ayudará a mejorar notablemente su movilidad y en consecuencia esto afectará positivamente a su calidad de vida”.

El doctor Alaejos, hizo referencia a cómo el sistema sanitario rehabilita solo los procesos agudos y no los procesos de enfermedades crónicas. Habló de una rehabilitación funcional con un tratamiento rehabilitador que ha de ser personalizado y que dependerá de la personalidad de paciente, del estado de la enfermedad y del entorno.

Nos ofreció pautas para mejorar nuestra calidad de vida y  de cómo hemos de realizar las tareas diarias: en bipedestación con un pie alzado, usar asientos con reposabrazos, hacer alternancia de las tareas del hogar, y de la importancia de hacer pausas a media jornada; ajustar la altura de su área de trabajo para que evite el encorvarse o doblarse. Cambiar frecuentemente de posición. Organizar pequeños periodos de descanso a lo largo del día y distribuir sus actividades durante el día. Evitar levantar objetos pesados, encorvarse y permanecer en posiciones flexionadas o apretadas o estrechas.

El ejercicio regular es una parte importante del manejo de la EA. Los ejercicios que fortalecen la espalda y cuello le ayudarán a mantener o mejorar su postura. Los ejercicios aeróbicos y de respiración profunda le auxiliarán en mantener flexibles el pecho y tórax. La natación es una buena forma de ejercicio porque ayuda a conservar la flexibilidad en espalda, cuello, hombros y caderas.

También nos habló de la “escuela de espalda” charlas a los pacientes donde se les suministrará información útil para afrontar su problema de dolor de espalda, así dan a conocer aspectos básicos mecanismos del dolor, opciones de tratamiento, recomendaciones sobre el estilo de vida saludable, ergonomía, higiene postural, etc; posteriormente, ejercicios en grupo que incluyen técnicas para una correcta función; y, por último, se le suministrará material didáctico e informativo a los que puedan acudir en caso de duda.

Ponencia 3. La importancia de las asociaciones de pacientes como parte del tratamiento. D. Pedro Plazuelo presidente de la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis y Dña. Pilar Hierro, presidenta de ASEA.

Durante el encuentro, Pedro Plazuelo y Pilar Hierro han querido destacar la importancia de las asociaciones de pacientes para que los pacientes se sientan apoyados y comprendidos. “Desde CEADE y ASEA queremos ayudar a todas aquellas personas que conviven con la EA aportándoles información y apoyo a lo largo de todo el proceso de su enfermedad, ofreciéndoles información veraz y de calidad y asesorándoles sobre cualquier duda o inquietud que puedan tener”. Afirmaron los presidentes de CEADE y ASEA.

Charla sobre EA el 15 oct 2015

Charla sobre EA el 15 oct 2015

 

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: